*. 5 lesionados el saldo y cuantiosos daños materiales.

CINTALAPA, CHIAPAS.- El exceso de velocidad, la falta de precaución y conducir en aparente estado de ebriedad fueron las posibles causas de que la noche de este jueves se registra un aparatoso accidente de tránsito sobre la carretera internacional, entre calle central y 1ª oriente, el mismo que dejó cinco personas lesionadas, miles de pesos en daños materiales y una persona detenida.

Cerca de las 22:30 horas, Julio Cesar López Ruíz de 47 años de edad, originario de la colonia El Triunfo de Madero (Cintalapa), conducía rumbo al sur un Nissan tipo tsuru en su modalidad de taxi local, 013 número económico, placas de circulación (3408BHG), y detuvo su marcha en la luz roja del semáforo que le obligaba a detenerse.

Atrás de la unidad de alquiler también se detuvo un chevrolet tipo chevy de color gris con laminillas de circulación (DSK7707), que era conducido por Edwin Guadalupe Cruz Torres de 30, originario de este valle y vecino de la colonia urbana.

Pero desgraciadamente, el acelerado chofer de un vehículo marca Dodge Ram en su modalidad de ambulancia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), AA355, placas (CW37238) que maniobraba Norberto Gustavo Juárez Cruz de 36 años, originario de la capital del estado y vecino de la colonia Las Granjas, quizá por las condiciones en que manejaba no vio que el semáforo estaba en rojo, y después de impactarse a toda velocidad contra el chevy, donde el taxi también resultó averiado.

Mencionar que como resultado del muy fuerte encontronazo, el taxista ya no pudo bajarse de su unidad, se quejaba de fuertes dolores en la espalda baja y en las cervicales, por lo que tras ser extraído, fue llevado al hospital básico comunitario para que fuera atendido, al igual que la persona que viajaba de pasajero, de nombre Octavio.

Pero lamentablemente, en el chevy viajaban dos menores de edad con sus padres, y a Evelyn de 10 años se le rompió el fémur de la extremidad derecha, por lo que tras ser inmovilizada, fue llevada al mismo nosocomio, al igual que a su hermanito Víctor de 7 y su mamá Gabriela Serrano, ellos solo tenían golpes contusos, pero Edwin decía que no aguantaba el cuello, por lo que le colocaron un collarín y fue ingresado al mismo nosocomio.

Al lugar del siniestro, varias corporaciones policiacas llegaron a tomar nota de lo sucedido, al estar los agentes de tránsito en la zona y saber las razones del accidente, ordenaron detener al chofer de la ambulancia y minutos más tarde fue puesto a disposición del fiscal del ministerio público como probable responsable de los delitos de daños, lesiones y los que resulten.

En tanto, las unidades involucradas fueron trasladadas al corralón de grúas Meza donde permanecerán hasta que sean liberadas por la autoridad correspondiente, una vez que personal pericial realizó las primeras diligencias de los hechos.

Por su parte, los taxistas pedían a los agentes de tránsito le practicaran la prueba del alcoholímetro al chofer de la ambulancia, ya que ellos aseguraban que manejaba borracho.

Socorristas de protección civil, cruz ámbar, rescate, bomberos y cruz roja prestaron sus servicios en este aparatoso accidente que de milagro no dejó pérdidas humanas. / MARCOS RAMOS

COMPARTIR