Chiapas registra una disminución del 25% en la incidencia de casos de dengue

64

  • Esta enfermedad ha sido una constante en el panorama epidemiológico del estado desde hace más de 40 años

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Gracias a que Chiapas ha redoblado los esfuerzos para mejorar la capacidad técnica y operativa del personal de salud dedicado a hacer frente a las enfermedades transmitidas por vector, en el presente año se registra una reducción en el número de casos y en las defunciones por dengue.

De acuerdo con datos de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud Federal, en el estado de Chiapas se tiene una disminución del 25 por ciento en la incidencia de casos y un 50 por ciento en la mortalidad por dengue, toda vez que en lo que va del presente año se tienen confirmados 2 mil 009 casos y 16 defunciones, cuando al mismo periodo de 2018 se tenían 2 mil 698 casos y 32 decesos.

Pese a este panorama epidemiológico, que ubica a la entidad en el quinto lugar nacional por casos e incidencia de dengue, la Secretaría de Salud del Gobierno de Chiapas no bajará la guardia en mantener las acciones de prevención y control que permitan generar un entorno saludable para la población chiapaneca.

De esta manera, la dependencia estatal continuará con la implementación del programa de prevención y control del dengue, que abarca la vigilancia entomológica, la cual consiste en estudiar la reproducción del mosco transmisor, la susceptibilidad a los insecticidas y, lo más importante, la determinación de los virus que circulan en el estado.

Así también, se realiza la vigilancia epidemiológica, que permite analizar el comportamiento de la enfermedad en la población; a través de esta estrategia se identifican las regiones donde se deben focalizar las acciones para disminuir las densidades del mosco, pero también permite conocer, con la intervención del Laboratorio Estatal de Salud Pública, qué serotipos del dengue están causando los casos y monitorear la actividad hospitalaria por esta misma causa.

Por otro lado, se cuenta con el programa que realiza acciones de promoción de la salud, orientado a fomentar la participación activa de la población en la eliminación de criaderos, considerando que el origen del mosco es en cacharros que se encuentran en casa.

Además, se cuenta con una fuerza de trabajo que realiza diversas acciones para controlar el vector en sus diferentes etapas biológicas, desde la fase larvaria hasta el mosco adulto.

Este abordaje integral ha permitido que la entidad chiapaneca registre una reducción en el número de casos y en las defunciones por dengue, pese al escenario adverso que actualmente prevalece en el país, donde la transmisión se ha incrementado cinco veces más que el año anterior, así como en Centroamérica, donde hay países como Guatemala que ha triplicado sus casos respecto al año previo y Honduras con nueve veces más casos que en 2018.

Finalmente, es importante recalcar que en Chiapas se vive el mayor de los desafíos respecto al dengue, debido a que se tiene un predominio de circulación del serotipo 2, que está documentado se asocia a mayor mortalidad.