Diabetes mellitus tipo 1 se presenta con mayor frecuencia en niños, adolescentes y jóvenes: IMSS

• Es también conocida como diabetes insulinodependiente o juvenil

• No se sabe con certeza cuál es la causa de su aparición, pero todo apunta a un error del funcionamiento del sistema inmunitario

La diabetes mellitus tipo 1 (DM1) es también conocida como diabetes insulinodependiente o juvenil y se caracteriza por presentar destrucción de las células β (beta), contenidas en el páncreas que conduce a una
deficiencia absoluta de la insulina. Actualmente la DM1 se subdivide en dos tipos DM1 A o autoinmune y DM1 B o idiopática.

Adolfo Mendoza Ulloa, jefe del Departamento de Pediatría del Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tapachula, informó que la aparición de la DM1 suele ser
diagnosticada con mayor frecuencia en niños, adolescentes y jóvenes.

Informó que no se conoce con certeza cuál es la causa de su aparición, pero todo apunta a que se debe a un error del funcionamiento del sistema inmunitario, cuando las defensas del organismo actúan de forma
equivocada y atacan sin saber por qué a las células del páncreas, encargadas de producir la insulina.

Destacó que los síntomas recurrentes se presentan comunmente con muchas ganas de orinar y sed, esto debido a la cantidad de glucosa acumulada en la sangre que hace funcionar irregularmente a los riñones;
sensación frecuente de cansancio debido a la falta de producción de insulina.

Visión borrosa, cuando los niveles de azúcar en la sangre son elevados, el cristalino del ojo se sobrecarga de líquido edematoso, dando origen a la visión nublada; se presentan también infecciones frecuentes, debido a
que la diabetes reduce la capacidad de nuestro organismo de eliminar los agentes que provocan la aparición de infecciones, siendo comunes las urinarias, dentales y de la piel.

Pérdida de sensiblidad o sensación de hormigueo en los pies, su origen se debe a que los altos niveles de azúcar afectan los nervios en general; otros de los síntomas asociados a la presencia de DM1 son respiración
rápida, boca y piel secas, pérdida de peso involuntaria, enrojecimiento de la cara, halitosis -mal aliento-, vómitos, náuseas o dolor de estómago.
Mendoza Ulloa alertó a los padres de familia que ante la presencia de cualquiera de estos síntomas es necesario llevar a sus hijos a su unidad médica familiar de adscripción para ser atendidos por un grupo de
profesionales de la salud, a fin de que se le realicen análisis completos y determinar si padece o no esta enfermedad, que el tratamiento, a diferencia de la diabetes tipo 2, es con insulina inyectada y una dieta baja en
azúcares.

COMPARTIR