El populismo no es una ideología, sino una estrategia para ganar el poder y luego para conservarlo, como lo estamos viendo en Venezuela, en La Gran Bretaña y en las elecciones de Francia.

En el marco de la presentación del Breviario de Poemas de Rodulfo Figueroa, obra de Adolfo Ruiseñor, al hacer una reflexión de la importancia de la lectura como ciudadanos, señaló que el populismo no es de las izquierdas, sino un medio para ganar el poder.

En tanto, señaló que ahora la sociedad se ha vuelto crítica y observa todo, por lo que los políticos tienen que innovar las formas de convencer, y nuestras actividades como políticos se han vuelto de alto riesgo porque cualquier error se da la tira pública, fuente ovejuna se despierta, tal como lo acabamos de ver en redes sociales en un hecho reciente de fin de semana en Chiapas.

Cuidado con las formas de hacer política, porque la gente está más pendiente de cómo estamos haciendo las cosas. No podemos seguir haciendo políticas públicas con simples slogan, diciendo que vamos a mejorar a los adultos mayores, a madres solteras, sino con todo un diagnóstico de las necesidades, y hacer propuestas realistas que atiendan y resuelvan los problemas que se han ido agudizando.

En tanto, indicó que la promoción de la lectura no es solo un reto de las instituciones, sino de todos, sobre todo ahora con las nuevas tecnologías de la información los alumnos ya no leen solo copian y pegan cuando realizan algún trabajo de investigación.

Destacó que estas herramientas nos permiten accesar a una fuente inagotable de información que nos permite investigar y poder realizar un buen trabajo de análisis, inclusive

En tanto, ahora la educación ya no es de memorizar, sino de reflexionar y de las competencias; a los niños hay que enseñarles a conocer la historia de nuestro país, los procesos sociales y la evolución que estamos viviendo.

Inclusive, el retwittear se hace sin averiguar si la información es cierta. Se nos ha facilitado todo que ya estamos perdiendo la cabalidad de comprender la realidad social, en tanto se vive una furia social y un mal humor social, lo que ha dado pauta al populismo. / Cosme Vázquez /ASICh

COMPARTIR