*.- Varias carnicerías cerraron sus puertas cuando supieron del operativo
*.- En algunas se aseguró carne de dudosa procedencia.

CINTALAPA, CHIAPAS.- Personal de la jurisdicción sanitaria #1, de la fiscalía especializada en delito de abigeato (FEDA), policía estatal preventiva y municipal, realizaron desde temprana hora un operativo en diversas carnicerías en este valle de Figueroa.

En punto de las siete horas inició el recorrido por diversos puntos de la ciudad, al llegar al establecimiento e identificarse con los dueños o encargados, se le pedían que exhibieran su permiso vigente del negocio, de igual forma que acreditaran la legal procedencia de la carne que vendían al público, también se examinaba que el local contara y cumpliera con todas las medidas de sanidad y seguridad, y si no cumplían con esos requisitos, el establecimiento era cerrado al público y en la puertas le colocaban sellos donde explicaba la suspensión de trabajos o servicios.

Mencionar que fueron varias carnicerías las que se cerraron por diversas irregularidades, pero lo curioso que otras más y en cuanto les llegó “el pitazo”, cerraron sus puertas, lo que explica que quizá vendan carne de ganado robado o no cuentan con la documentación correspondiente, ya que de lo contrario hubieran permanecido abiertas.

Destacar que este recorrido se hizo ante la presencia de un representante de los tablajeros del municipio, quien agradeció al titular de la fiscalía de abigeato y a la jurisdicción sanitaria el atender la petición para llevar a cabo estas acciones de prevención y sanción a quien no estuviera ofreciendo el servicio como debería de ser.

Al término de este operativo, se suspendieron las siguientes carnicerías, San José, (barrio San Francisco), San Luis, (barrio Guadalupe), Rosita, (barrio Guadalupe), Santa Cecilia, (barrio San Francisco), Innominada (barrio San Francisco), La Central (colonia centro) La Suprema (colonia centro), La Ternera (San Francisco), por no contar con los estándares de salubridad y otras irregularidades.

Dejar en claro que de todas las carnicerías revisadas, 3 fueron clausuradas y cuatro se suspendieron, en algunos negocios, los dueños se negaron a que se lo cerraran y a que les colocaran los sellos de suspensión.

Se supone que estas acciones se estarán llevando a cabo de manera periódica, ya que se sabe que en muchas carnicerías venden carne de muy dudosa procedencia y prueba de ello, es que cerraron sus puertas en cuanto supieron del operativo. / MARCOS RAMOS

COMPARTIR