Entre poesía, cine, danza y música concluye el XIX Festival de Las Culturas y Las Artes Rosario Castellanos

40

• Comitán de Domínguez y Las Margaritas albergaron durante seis días un abanico de actividades artísticas y culturales para deleite de los ciudadanos

Comitán de Domínguez.- La edición número 19 del Festival de Las Culturas y Las Artes Rosario Castellanos concluyó luego de una variedad de manifestaciones artísticas y culturales que se realizaron durante seis días en diferentes recintos, barrios y plazuelas de los municipios sede, Comitán de Domínguez y Las Margaritas.

En el último día del Festival Las actividades iniciaron en el Salón de Teatro del Centro Cultural Rosario Castellanos, donde se realizó un Taller Literario con el poeta Ricardo Yáñez, mientras que el Foro Central lució a su máxima capacidad con la presentación del Ballet Stefany, de la bailarina Chely Moguel.

Más tarde el grupo de danza folclórica Cencalli recibió ovaciones del público asistente que disfrutó de las coreografías ejecutads de manera impecable por los bailarines.

La parte literaria se llevó a cabo en el Centro Cultural Rosario Castellanos con la proyección de la película “El silencio es bienvenido”, lo que dio paso a un conversatorio a cargo de Gabriela García Rivas, mientras que en el Museo de Artes Hermila Domínguez se develó el mural “Sublime momoria”, que el artista Antún Kojtom y artistas comitecos pintaron a lo largo de los seis días de festival.

Ya entrada la noche la agrupación Pambiche puso a bailar al público asistente que disfrutó de la versatilidad de ritmos como la cumbia, salsa, merengue, timba y bolero.

Previo al concierto que cerró la noche, la directora general del Consejo Estatal para Las Culturas y Las Artes de Chiapas (Coneculta), Victoria Cecilia Flores Pérez dio por clausurada la edición número XIX del Festival de Las Culturas y Las Artes Rosario Castellanos y agradeció al público asistente que llenó todos los recintos, parques y plazuelas donde se realizaron actividades de danza, teatro, foros literarios, conciertos, exposiciones, conversatorios, entre otros. Mencionó que con este festival se promueve el intercambio cultural con otras entidades federativas y otros países y se fomenta la cultura de paz.

Posterior al acto protocolario de la clausura, el público disfrutó de un concierto con el grupo Apodión, un proyecto de música original dirigido por dos de los músicos más jóvenes y sobresalientes en la escena musical de México, que al contar con una formación jazzística y popular, lograron amalgamar una gran gama sonora que a ritmo de timba y salsa puso a bailar a los asistentes que disfrutaron cada una de las melodías.