Festival Internacional Cervantino Barroco, una fiesta multicultural

57

• Costumbres, arte y cultura de cinco países reunidos en San Cristóbal de Las Casas

San Cristóbal de Las Casas.- Empaparse de las culturas y tradiciones artísticas de diferentes países resulta una excelente opción para quienes viven en el estado o lo visitan, por lo que el Festival Internacional Cervantino Barroco, que se realiza desde el pasado domingo 20 de octubre, en San Cristóbal de Las Casas, la capital cultural de Chiapas, ofrece un amplio abanico de posibilidades para disfrute del público asistente.

Dentro de la propuesta cultural de este importante festival se realizó por tercer día consecutivo el taller La Cocina del Quijote, con el que el chef Will Rodríguez deleitó a más de un centenar de comensales, en su mayoría estudiantes de gastronomía de diferentes escuelas del estado, con variados platillos de la cocina española haciendo alusión a los guisos que deleitaron el paladar del Quijote de la Mancha y de su fiel escudero Sancho Panza, según se relata en la obra más importante de Miguel de Cervantes Saavedra.

Al mediodía de este martes el foro principal del Festival Internacional Cervantino Barroco se engalanó con la participación del Carro de Comedias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con la obra El Cornudo Imaginario, proyecto que pertenece a la Dirección de Teatro de La Coordinación de Difusión Cultural de la máxima casa de estudios, que por medio de versiones contemporáneas de textos clásicos, recorre escuelas, plazas, festivales, calles y lugares recónditos de nuestro país llevando teatro profesional a diversos públicos.

Más tarde el Septeto Habanero, agrupación fundada en La Habana Cuba en 1920 participó en un conversatorio con estudiantes de música y con público en general, en el que compartió experiencias y vivencias musicales además de deleitar a los presentes con diversas piezas musicales que interpretó de manera magistral.

Por la tarde el Club de Danza Folclórica de Los Altos encabezado por las agrupaciones Alma Mexicana y Mixcoalli, hicieron que los asistentes disfrutaran de bailes y coreografías representativas de Chiapas. De la misma forma se realizó la exposición fotográfica de Luis Alberto Herrera, quien cautivó al público con su obra.

Por su parte Merú y la Nueva Banda, agrupación encabezada por Santiago Merú, hizo que quienes se dieron cita en el lugar disfrutaran de una agradable velada musical.

Finalmente los integrantes del Septeto Habanero hicieron que los melómanos del son y la salsa disfrutaran de un rato agradable de buena música, mientras el público correspondió con aplausos de pie y ovaciones prolongadas, pues reconoció en los músicos a los iniciadores del tremendo éxito de la música cubana, que durante los años 20´s, 30´s y 40´s arrasó en los salones de baile.