IMSS informa las medidas para prevenir una neumonía

285

• Exponerse al frío sin protección es causa de enfermedades respiratorias severas
• Niños y adultos mayores de 60 años de edad, deben vacunarse contra la influenza

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chiapas, informa que los cambios bruscos de temperatura, del frío al calor o viceversa, pueden agredir al cuerpo con bacterias y virus que ocasionan enfermedades como la neumonía, que al complicarse puede llevar a la muerte. Aunque el organismo cuenta con mecanismos de defensa ante el ataque de estas bacterias, sólo se afecta al cuerpo si existe alguna alteración en la inmunología por otra enfermedad crónica degenerativa, como la neumonía.

Es una infección de uno o los dos pulmones. Muchos gérmenes, como bacterias, virus u hongos, pueden causarla. También se puede desarrollar al inhalar líquidos o químicos. Las personas con mayor riesgo son las mayores de 65 años, menores de dos años o aquellas personas que tienen otros problemas de salud.
Los síntomas de la neumonía varían de leves a severos. Vea a su doctor a la brevedad si tiene: fiebre alta, escalofríos, tos con flema que no mejora o empeora, le falta la respiración al hacer sus tareas diarias, le duele el pecho al respirar o toser o se siente peor después de un resfriado gripe.
La coordinadora auxiliar Médica de Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Licely Gómez Ricardez, explicó que con estos cambios suele debilitarse el sistema inmunológico, principalmente en niños y personas mayores de 60 años, pues los menores no lo han desarrollado completamente y en los adultos ya presenta desgaste.
Para reforzar las defensas es aconsejable consumir frutas cítricas, como la naranja, mandarina o el limón; además agua fresca hecha en casa para asegurar que está preparada higiénicamente.

También pueden afectarse por infecciones agudas, los que tienen desnutrición, crisis convulsiva o síndrome de Down, así como personas que tienen un proceso neumónico no diagnosticado a tiempo o manejado incorrectamente por el paciente.

Si el mal es agudo y el tratamiento no es adecuado deriva en un absceso pulmonar (la formación de pus alrededor del pulmón) lo que lleva a la necesidad de realizar una intervención quirúrgica torácica.

Gómez Ricardez dijo que para evitar este tipo de enfermedades se debe proteger del frío, evitar el contacto con personas infectadas, así como llevar una dieta que incluya vegetales y frutas.

La vacunación es la mejor protección contra la neumonía. Los menores de cinco años y las personas de la tercera edad deben vacunarse contra la influenza estacional y neumococo. Estas vacunas están disponibles en los Módulos PrevenIMSS de todas las Unidades Médicas de la Delegación.