Integrantes de la Mocri exigen que el asesino de su líder no sea liberado

54

Cientos de personas de 39 municipios se apostaron a las afueras del penal El Amate.

Algunos portaban palos y capuchas.

CINTALAPA, CHIAPAS.- Cientos de integrantes adheridos al Movimiento Campesino Regional Independiente (MOCRI), se plantaron la mañana de este lunes a las afueras del centro estatal para la reinserción social de sentenciados CERSS #14 El Amate, ubicado en la colonia Lázaro Cárdenas, de este valle de Figueroa.

Mencionar que desde muy temprana hora, decenas de vehículos con personas llegaron al reclusorio mencionado, algunos portaban palos y capuchas, y de manera pacífica se instalaron en la entrada del penal.

De acuerdo con los datos obtenidos por las corporaciones policiacas, un aproximado de 250 personas entre hombres y mujeres, representados por Ignacio Jiménez, (Mocri Ocozocoautla) llegaron al penal para hacer presión y evitar que José Francisco González Zebadua, (presunto asesino) de sus líder Andrés Jiménez Pablo quedara en libertad, siendo que este lunes inició el juicio oral para el desahogo de pruebas.

En ese sentido, Rosel Rodríguez Roblero, en entrevista para varios medios de comunicación dijo que los 39 municipios presentes en el penal, lo único que ellos pedían es que la autoridad haga su trabajo y que le den condena máxima al imputado, ya que existen testigos oculares que lo señalan con el autor material de la muerte del líder, y pedimos que el juez ratifique su culpabilidad del presunto homicida.

De igual manera pidió a los nuevos gobiernos estatal y federal, volteen a ver a los más olvidados, a las comunidades más marginadas del estado, ya que Jiménez Pablo luchaba por su gente y porque tuvieran un pedazo de tierra, salud, educación, y por eso lo mataron, sostuvo Rosel Rodríguez.

Mencionar que el 13 de agosto del año pasado, a balazos en el municipio de Ocozocoautla fue ultimado el líder de esta organización y días después fue detenido Gonzales Zebadua, quien aún está recluido en penal #14.

Por otro lado, se sabe que la audiencia que inició ayer, podría culminar en dos o tres días, hasta que se desarrollen su totalidad todas las etapas de prueba.

Cerca del penal, la división de caminos de la policía federal estuvo vigilando que la manifestación no tomara otro giro, como el de bloquear carretera o hacer destrozos. / MARCOS RAMOS