Los vicios de siempre: no pagan precios de garantía de granos básicos; las bodegas, un desastre

134

• Más de 500 mil productores de granos básicos en Guanajuato, enfrentan serios problemas de comercialización de cosechas.
• La mayor parte de productores que entraron al programa de apoyos, no cuentan con bodegas, dice dirigente.

En el país avanza la cosecha de granos básicos del ciclo primavera-verano, fundamentalmente maíz y frijol, sin que haya certeza en cuanto al pago de precios de garantía que prometió el gobierno federal, señaló el dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias de Guanajuato, Rafael García del Horno. “Alrededor de 500 mil pequeños y medianos productores, han resultado afectados”, dijo.

Los problemas de comercialización de cosechas continúan como era tradicional, no sólo en el estado, sino en todo el país, dijo García del Horno. “No hay respeto por el pago de precios de garantía anunciados. La industria continúa pagando precios anteriores; es decir, en el caso del maíz, se pagan 3,800 pesos por tonelada, en lugar de 5 mil 610 pesos”.

Desde el inicio de las siembras, se establecieron las reglas de operación, de manera que todos los productores que cultivaran menos de cinco hectáreas, se inscribieron en un padrón que emprendió la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, con la respectiva coordinación con Segalmex y Diconsa.

De acuerdo con la normatividad, se confirmó que sólo productores con superficies de cultivo máximo de 5 hectáreas y una cosecha conjunta de 20 toneladas, formarían parte del programa de apoyo. “Las normas están claras, lo que hace falta es cumplimiento de compromisos”.

Se autorizó por parte de SADER, que el maíz tendría un precio de 5 mil 610 pesos por tonelada para productores con hasta cinco hectáreas. “Hasta el momento, esta recomendación no se ha cumplido, con el agravante de que, quienes pidieron crédito oficial y no lo consiguieron, cayeron en manos de los ‘coyotes’.

Hasta el mes de octubre, expresó el dirigente guanajuatense, se ha avanzado en la cosecha de 670 mil toneladas de maíz, de un total de la producción estimado en este ciclo, de un millón 700 mil toneladas. Prácticamente el total de esta cosecha se comercializa en Guanajuato.

Por lo que respecta al frijol, esta entidad aporta alrededor de 50 mil toneladas en el ciclo de primavera-verano. Para cubrir la demanda estatal de esta leguminosa, se complementa con adquisiciones de la cosecha del estado de Zacatecas, dijo.

El precio de garantía para frijol, correspondiente a la cosecha del presente año, se estableció en 14 mil 500 pesos la tonelada, mientras que actualmente solamente se les pagan 9 mil pesos. El avance de cosechas de este grano, es de 27 mil toneladas.

Los productores agrícolas de Guanajuato, manifestaron su preocupación por la falta de recursos de apoyo, frente a una problemática que los obliga a habilitar bodegas rústicas para almacenar sus cosechas, en espera de que el precio mejore en el futuro próximo.

Un problema que agrava la situación de pequeños y medianos productores de granos, es que el sistema de bodegas está hecho un desastre en todo Guanajuato, después de que, por muchos años, la entidad fue ejemplo de conservación de granos.

Pidieron la intervención del titular de SADER, Víctor Villalobos, y de los directores de Diconsa y Segalmex, a fin de mejorar las condiciones de comercialización de sus cosechas.