• Se registran problemas de columna entre los 19 y 45 años de edad

Los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuentan con la rehabilitación física al presentar cualquier problema como el de columna vertebral que normalmente se asocia al tipo de trabajo, representando problemas laborales y de salud pública en general, debido a su elevada incidencia, su poder invalidante, así como los altos costos sociales que se derivan de estos padecimientos.

Conrado Santiago Juan, traumatólogo del Hospital General de Zona (HGZ) Uno del IMSS, dijo que para superar cualquier tipo de problemas, pero sobre todo el de columna, debe asistir al Departamento de Rehabilitación Física, así como evitar llegar a la invalidez.

Recomendó no abandonar sus rehabilitaciones porque cada sesión es indispensable para su completa recuperación, debido a que son unas de las principales causas de invalidez entre los 19 y 45 años de edad.

Explicó que los problemas de columna no sólo se presentan por golpes y otro tipo de accidentes, sino que también debemos poner especial atención en la manera de sentarnos, porque es otro medio para padecer la enfermedad.

La más común es la llamada lumbalgia, -es decir- el dolor en la zona del dorso de la espalda, desde las últimas costillas, hasta los pliegues de los glúteos, lo que limita o impide realizar actividades cotidianas o acciones sencillas como agacharse.

Mencionó que este tipo de enfermedades suele presentarse por estar de pie o acostados por mucho tiempo, levantar un peso mayor del soportado y de forma inadecuada, realizarlos muy frecuentemente, tareas que produzcan esfuerzo extra en la zona lumbar, torcer el tronco o aplicar peso sobre éste de manera exagerada.

Por tal motivo, no curvar la columna hacia delante, al levantar objetos, sino más bien agacharse flexionando las rodillas, mantener la espalda recta y usar zapatos cómodos de tacón bajo.

Además de la rehabilitación, el tratamiento se complementa con farmacológicos y no farmacológicos, y valoración o modificación de malos hábitos en las posturas.

COMPARTIR