Exhorta IMSS a unirse al día mundial del lavado de manos

0
9

El 15 de octubre se conmemora el Día Mundial del Lavado de Manos, con la finalidad de recordar la importancia que tiene para la salud una acción tan sencilla como la higiene con agua y jabón, así como consolidar en las niñas y niños hábitos saludables que les acompañarán toda la vida, para que se conviertan en agentes de cambio.

Julio César Jan Gómez, epidemiólogo del Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tapachula, Chiapas, señaló que el lavado de manos previene ausentismos escolares y laborales que repercuten en la economía familiar y el desempeño educativo de las niñas y niños.

Añadió también que la OMS indica que lavarse las manos solamente con agua no es suficiente, puesto que el lavado con jabón previene diversas enfermedades en la población.

También destacó que los momentos más importantes para esta práctica son: después de usar el baño o de limpiar a un infante, y antes de manipular alimentos y comer, después de estornudar, toser y sonarse la nariz.

El especialista recomienda que se realice con agua y el jabón se frote en palmas, dorso, uñas y hasta las muñecas, al menos 10 veces al día.
Detalló que las infecciones diarreicas y respiratorias son enfermedades que padecen frecuentemente la mayoría de los infantes, y que pueden ser prevenibles con una acción sencilla y económica como es el aseo de las manos.

Jan Gómez manifestó que la Oficina de Representación Chiapas del IMSS trabaja constantemente para prevenir y controlar la aparición de las infecciones nosocomiales, a fin de garantizar la calidad de la atención en sus unidades médicas.

También, a través de las áreas de Medicina Preventiva de las Unidades de Medicina Familiar (UMF) promueve entre los usuarios y trabajadores las técnicas de lavado de manos, con talleres programados y con pláticas de orientación en las salas de espera.

Por último, Jan Gómez indicó que es significativo que las madres y padres de familia instruyan diariamente a sus hijos en el lavado de manos, para hacer de esta costumbre un hábito saludable.