Padres de familias y maestros de escuela primaria, piden se rehabiliten estructuras colpsadas

0
609

Tonala, Chiapas.- Padres de familia, maestros y alumnos de la escuela Primaria Ángel Albino Corzo marcharon por las principales calles de la ciudad hasta terminar con un mitin cerca de la presidencia municipal, para exigir, que el Instituto de la Infraestructura Física Educativa del estado de Chiapas realice los dictámenes de riesgos, ya que los sismo que se registraron los días pasados dejaron colapsados las estructura de este centro escolar, lo que epresenta grave peligro para los más de 400 niños que ahí reciben clases.

La marcha fue encabezada por el director Santiago Bonifaz Figueroa, luego de que los padres de familia mediante asamblea determinaron no se den clases por los riegos que tiene la escuela, sobre todo que tres salones han colapsado y las bardas están a punto de desplomarse.

Aseguran que a pesar de la situación, no enviaron personal capacitado de parte de la INIFECH, solo acudieron jóvenes inexpertos que no conocen la materia y no tomaron en cuenta estos destrozos ocasionados por el terremoto, esto tiene indignado y preocupado a los tutores.

Luego de la marcha los manifestantes se plantaron frente a la presidencia municipal para entregar su pliego petitorio, para exigir se agilicen a verificar y dar solución a estas irregularidades.

Aseguran no enviarán a su hijos a la escuela mientras no se efectué la rehabilitación de las aulas o se busque alguna sede alterna donde poder seguir dando clases, puesto que las réplicas aún están latente, más aun con lo acontecido en la Ciudad de México donde varios niños perecieron.

Lo más indignante para los padres de familia es que desde que sucedieron los desastres ni el titular de la INIFECH o algún técnico capacitado han acudido a las instituciones educativas para dar un dictamen seguro.

Los regidores quienes atendieron a los quejosos, se comprometieron a realizar las inspecciones y hacerlo llegar a las instancias correspondientes, por lo pronto coinciden con que se suspendan las clases. / Pablo Villarreal/ASICh