ENOC: POR QUÉ SÍ

ANUNCIATE EN ESTE ESPACIO
RELACIONADAS

Respalda SAGyP capacitación y vinculación comercial de ejidos de Tuxtla Gutiérrez

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Con el objetivo de privilegiar la unidad para fortalecer el desarrollo del campo en Chiapas, la...

Capacita Semahn a funcionarios municipales en temas ambientales

La Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural (Semahn), a través de la Dirección de Gestión, Investigación y Educación...

Capacitan a estudiantes del Cobach con ponencia sobre prevención y atención de la violencia sexual

Tuxtla Gutiérrez.- En el marco del Jueves de Salud, personal adscrito a la Secretaría de Salud capacitó de forma...

LETRAS DESNUDAS

Mario Caballero

ENOC: POR QUÉ SÍ

En este 2015, Enoc Hernández Cruz tiene 43 años y es previsiblemente un hombre de izquierda. El avance significativo que ha tenido en el ámbito político en los últimos años contrasta de manera monumental con el desprestigio de los partidos y la falta de credibilidad en la clase gobernante. Hay en él una frescura nunca antes vista, una alternativa de éxito, una manera diferente de ver y hacer política.

Su trabajo cercano a la gente forma parte de esa actitud participativa e incluyente que lo ha caracterizado por más de una década en el servicio público. Y la simpatía que irradia con las multitudes que lo acompañan en cada evento nos dicta que todavía hay personajes que pueden hacer una política alejada del clientelismo, que “guste y conquiste”, que proponga soluciones más allá de la adusta demagogia a la que por años nos acostumbraron.

Y sorprende cómo en estos tiempos en que la sociedad ha despertado para exigir respeto, para ser escuchada, para movilizarse en masa en contra de los métodos denigrantes de los gobernantes y pedir un cambio que no sólo transforme los modos del quehacer político sino también la dignidad de los pueblos, rinda su confianza plena en aquellos que se muestran reacios a las injusticias. Y es ahí donde entra con todo derecho Enoc Hernández, porque no sólo manifiesta su inconformidad con las herencias catastróficas del pasado, pues desde cualquier encomienda a aportado con acciones contundentes para el progreso y fortaleza de los necesitados.

El pasado 15 de mayo de 2015, Enoc Hernández presentó ante el Partido Mover a Chiapas su registro como precandidato a la presidencia de San Cristóbal de las Casas en medio del jubileo que lo acompaña en cada evento, dentro del regocijo de quienes tienen puesta su esperanza en él, cobijado por la aquiescencia de la sociedad. Fue una fiesta democrática en la antesala de los comicios.

¿Cómo explicar tanta adhesión al proyecto de Enoc Hernández? ¿Por qué se cree que existe en él ese reencuentro de la sociedad con la política? ¿Qué ha hecho o hace para congraciarse de tal forma con la colectividad? Así como Mandela, como cualquier gran político, Enoc es también el autor de su tradición, y eso viene de la asimilación de la vida y sus contextos, el porqué de la metamorfosis de sus actuales circunstancias.

VIDA Y OBRA

Enoc Hernández es hijo de padres campesinos, originario del ejido Miguel Hidalgo, situado a unos 17 kilómetros de la cabecera municipal de Jiquipilas. Por eso mismo, conoce bien a bien cómo es la vida de la gente pobre, los problemas que los aquejan a diario y los obstáculos culturales y existenciales a los que hay que enfrentarse si quieres salir adelante.

Para pagar sus estudios de primaria y secundaria tuvo que salir a vender de casa en casa los dulces que preparaba su abuela, Doña Teresa. Y para poder sostenerse la preparatoria, trabajó en una tortillería de lunes a domingo en un horario de 4 a 6 de la mañana, ya que su primera clase empezaba a las siete.

En Jiquipilas estudió la primaria, secundaria y preparatoria, pero es en la ciudad de San Cristóbal de las Casas donde estudia la carrera de abogado por recomendaciones del maestro Federico Cuesy, director de la escuela de psicología en el Instituto de Ciencias y Artes de Chiapas. Se gradúa en el año de 1993 y a los dos años se titula con la tesis “La Libertad de Expresión y los Derechos Humanos”.

Al término de sus estudios el joven abogado combina el ejercicio de jurisconsulto con el de comunicador en el programa radial que él mismo fundó y llamó “La Ciudad: periodismo joven en radio”, programa que se transmitía por la 760 AM. Desde esa trinchera Enoc denunció los abusos de poder, hizo servicios sociales, propuso medidas y motivó una infinidad de campañas para solventar las necesidades de alimento, cobijo y médicas de los sancristobalenses en indefensión. Es a través de los micrófonos que alcanza gran popularidad y es motivado a incursar en la vida política.

No mucho tiempo después, Enoc Hernández es elegido presidente municipal de San Cristóbal de las Casas para el periodo 2002-2004 por medio del voto ciudadano. En un hecho histórico vence al PRI tras las siglas de un partido político de oposición, el PAS. El triunfo trasciende a nivel nacional. Nadie lo creía. Pero no fue nada sencillo llegar hasta ahí, para lograr la hazaña tuvo que trabajar de seis de la mañana hasta las once de la noche, tocando puerta por puerta, saludando a cada padre de familia, a cada ama de casa, escuchando sus necesidades, proponiendo soluciones más allá de la promesa frívola que sólo busca el voto, haciendo campaña proselitista como nadie lo había hecho en la historia del municipio y soñando con servirle al pueblo.

Una vez en la alcaldía tuvo que enfrentarse al reto de mostrar aptitud para administrar un municipio lleno de vicios y saqueado hasta lo último. La clase aristocrática, despojada del poder, no admitía ser gobernada por un campesino, como decían ellos en referencia a Enoc Hernández. Lo injuriaban, lanzaban sendas descalificaciones a su persona, lo ligaban con la guerrilla y hasta decían que representaba los intereses del obispo Samuel Ruiz. Nada más equivocado que eso: infamias sin fundamento.

De tal suerte, Enoc tuvo que mirar hacia adelante porque no era hora para acongojarse sino para cumplir con su mandato. De la confianza que la gente había depositado en él sacó el valor para trazar un ambicioso proyecto de gobierno. Y lo primero que hizo fue limpiar las finanzas del municipio, sanear la nómina, gestionar los recursos para la obra pública y mejorar la infraestructura eléctrica con cableado subterráneo en 54 manzanas que fue instalado en un tiempo de tres meses y con una inversión de más de 30 millones de pesos.

Asimismo, instituyó la Medalla al Mérito Ciudadano “Dr. Manuel Velasco Suárez”, mismo nombre con el que rebautizó el parque central antes conocido como Vicente Espinosa. Estableció el Festival Cervantino Barroco, uno de los eventos culturales más importantes del mundo, entre otras obras que lo pusieron en el corazón de la gente que lo respetó como ser humano, como político y como amigo de la sociedad.

POR QUÉ SÍ

Solo observando con cuidado las peripecias que ha tenido que sortear con tenacidad Enoc Hernández para llegar hasta aquí se puede explicar por qué se entiende tan bien con la gente, porque él sabe de primera mano cómo son difíciles las cosas para los faltos de oportunidad, cómo son los pesares y las necesidades que llegan a estrangular los sueños del pobre, y también por el trato humilde y respetuoso que mantiene con todos a pesar de la gran trayectoria que trae a cuestas, que no es otra cosa que el símbolo del trabajo y la disciplina.

¿Y por qué se cree que él está haciendo lo imposible, lograr ese reencuentro tan esperado de la sociedad con la política? Sencillamente, porque no duda que son la política y la democracia las vías más favorables para entregar los beneficios de salud, educación, vivienda y económicos a toda una población ya harta de promesas incumplidas y ansiosa de ver una propuesta que convenza. Y lo ha hecho con grandes resultados.

Como líder del Partido Mover a Chiapas, Enoc Hernández ha demostrado rigor en cuanto a conducirse alejado de los compadrazgos, del servilismo, del escándalo y la corrupción. Como funcionario público ha sido el puente oportuno de la sociedad con el gobierno, ha logrado gestionar obras sociales de vital importancia, ha llegado a cada comunidad por muy lejos que se encuentre para escuchar las necesidades, para llevar ayudas humanitarias y para plantear soluciones para el desarrollo sustentable.

Ahora, como hace once años de aquella proeza de ganar la alcaldía con sólo siete mil pesos para la campaña política, Enoc quiere seguir dando lo mejor de sí para el pueblo que lo vio renacer, y sin duda de ningún género es él la mejor opción para dirigir una ciudad tan importante como San Cristóbal, porque ha demostrado con suficiencia ser un ente político que disfruta haciendo el bien común, que es un apasionado en el servicio, que ostenta la capacidad para gobernar con equidad y progreso. Y sus buenos resultados, no nos dejarán mentir.

Mario Caballero

@_MarioCaballero

[email protected]

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

- Advertisement -
Facebook
Twitter
YouTube
ANUNCIATE EN ESTE ESPACIO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

21,859FansLike
2,830FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
MÁS RECIENTES

Respalda SAGyP capacitación y vinculación comercial de ejidos de Tuxtla Gutiérrez

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Con el objetivo de privilegiar la unidad para fortalecer el desarrollo del campo en Chiapas, la...
ANUNCIATE EN ESTE ESPACIO

OTRAS PUBLICACIONES

- Advertisement -