La tala de bosques, factor preponderante del conflicto en los Chimalapas

0
475

La tala de árboles maderables es uno de los factores principales del conflicto que se vive entre comuneros y ejidatarios de los estados de Chiapas y Oaxaca en la zona de los Chimalapas, sostuvo el diputado Fidel Alvarez Toledo.

         Al ser entrevistado, el presidente de la Comisión de Coadyuvancia con la Comisión Interinstitucional para el caso Chimalapas dijo que esta  reión es muy rica en recursos forestales, por lo que evidentemente es lo que genera la disputa.

         El legislador dijo que por lo delicado de la situación ni siquiera se puede tener un estudio que determine cuántas hectáreas han sido taladas en esa zona.

         Indicó que la invasión en la zona de El Quebrachal que se dio hace unos meses, pone en evidencia que la tala es el factor preponderante en la disputa que se tran oaxaqueños y chipanecos, porque en cuanto llegaron los invasores se dedicaron a eso.

         Alvarez Toledo dijo que este conflicto es una situación compleja, por lo que han estado coadyuvando con la Secretaría General de Gobierno, a efecto de mantener la gobernabilidad en esa región. Inclusive se han reunido los gobiernos de Chiapas y Oaxaca, así como la Secretaría de Gobernación para distensar el clima social.

         En su caso, mantiene acercamiento con los habitantes del municipio de Belisario Domínguez, para evitar brotes de violencia; para que en esta parte del lado de los chiapanecos se respete el Estado de Derecho, y se ha solicitado a los comuneros de Santa María Chimalapas, para que también hagan lo mismo.

         Asimismo, se promueve evitar que se den más invasiones como la que se dio en El Quebrachal hace unos meses, donde haste el momento hay la presencia de comuneros de Chimalapas en esa zona que forma parte del territorio del estado de Chiapas, sin ninguna duda.

         En cuanto al secuestro del comisariado de Rodulfo Figueroa, por comuneros de Oaxaca, sostuvo que tendío los puentes de comunicación con esta autoridad, quien le pidió que no se utilizara la fuerza pública para su rescate porque aunque lo tenían en contra de su voluntad no había sufrido maltrato físico. Así, mediante el acuerdo y la conciliación se logró que regresara sano y salvo hace algunas semanas. / Vázquez /ASICh