¿Miedo a la evaluación, a la corrupción, o al despido y la privatización de la educación?

ANUNCIATE EN ESTE ESPACIO
RELACIONADAS

Brigadistas de Salud aplican vacuna contra el COVID-19 a policías de la SSyPC

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- En el marco del Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19, brigadistas de la Secretaría de...

Reporta Chiapas 63 casos positivos de COVID-19

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; 22 de septiembre de 2021.- En las últimas horas, la entidad registró 63 casos de COVID-19...

Realiza IMSS-BIENESTAR Jornada Quirúrgica de Ortopedia en el Hospital Regional de Ocozocoautla

En el marco de la recuperación de servicios, el Programa IMSS-BIENESTAR realizó en el Hospital Rural (HR) de Ocozocoautla...

México es un país de corruptos, todos lo sabemos, por cultura o lo que sea, según la revista Forbes “a México le cuesta, al menos 100,000 millones de dólares al año la corrupción. Sin embargo, a este mal se le ve como aceite de la maquinaria económica, engrane del sistema de justicia y factor para que las cosas funcionen. Por eso, no se le combate”.

Según el artículo “El país más corrupto del mundo” de la revista Forbes, menciona: Si tomamos en cuenta las estimaciones del Banco Mundial, la corrupción le cuesta a México 9% del PIB cada año, es decir, dos puntos más que la fortuna de Carlos Slim. Si preferimos las estimaciones del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, la cifra alcanza el 20% del PIB, en otras palabras, la quinta parte de lo que producimos se diluye, filtra y trasmina en corruptelas.

¿Por qué hay descontento con la reforma educativa? Desde hace muchos años ya sucedió en carrera magisterial, los buenos maestros, los que confían en la honestidad y hasta en la democracia obtenían ascensos estudiando y asistiendo a cursos, haciendo un doble esfuerzo, abandonando a la familia, sacrificando sábados y hasta domingos, mientras que desde las autoridades educativa y los evaluadores vendían las claves y los exámenes a sus más fieles allegados y serviles maestros. No hay credibilidad en los procesos, el que menos tiene menos puede. Pasa lo mismo para el ingreso a las universidades, no todos ingresan por méritos propios, existe el compadrazgo, amiguismo, o la famosa y muy llamada “palanca”. Es un secreto a voces, todos los sabemos, vivimos en una sociedad innegablemente corrupta.

En Chiapas se presenta desde hace años un examen para ingresar a una plaza, los interesados deben tener título de licenciado en educación afín el nivel en que deseen trabajar. Algunos maestros tienen grado de maestría, otros de doctor, pero eso de nada sirve con esta reforma. Nada es suficiente para quienes culpan al magisterio de la mala ‘calidad’ de la educación.

Es un asco que la autoridad educativa se preste a la corrupción y luego salgan a decir en los medios de comunicación que los maestros son los que no saben y los responsabiliza, los sataniza ante la sociedad del descalabro del sistema educativo, de todos los males de la educación.

Imagínense, tener un autobús de los 60’s y evaluar eficiencia y desempeño del chófer al realizar su actividad, pues es improcedente, a estas alturas ese autobús sería una carcacha y no habría productividad. Lo mismo pasa con el sistema educativo, está obsoleto, necesita una verdadera reforma educativa, planes, métodos, programas, equipamiento áulico, verdadera capacitación a los docentes, pero no es así, las personas que viven en las zonas marginadas son quienes de verdad conocen las precariedades y las desigualdades en México. No es evaluar solo a los maestros, se requiere el análisis de todos lo que intervienen en el proceso educativo; son los padres, los alumnos, el contexto, la infraestructura, los altos, medios y bajos funcionarios de la administración pública federal, comenzando desde el secretario de educación y terminando por quienes son el resultado del proceso educativo, los alumnos.

No hay congruencia desde el enfoque de la evaluación, aun cuando Silvia Smelkes especialista en el tema y María Antonia Casanova proponen una evaluación formativa, la autoridad en su desesperación ha salido a decir a última hora, que no era necesario subir evidencias ni aplicar ninguna de las otras tres etapas de cuatro y que sólo bastaba el examen. Esto es risible, esto es ridículo, desnuda ante todos, los intereses del gobierno. Muchos especialistas, investigadores se han pronunciado y han dicho y afirmado una y otra vez que no es una reforma educativa, que es una reforma de tipo administrativa-laboral, el último en confirmarlo fue el rector de la UNAM Enrique Graue Wiechers.

Entonces, ¿a qué le juega la autoridad? No es el fin en sí la evaluación para la mejora, sino está misma, como guillotina aniquiladora. En definitiva, el plan a largo corto y largo plazo está trazado, El estado no quiere sostener más empleados porque con la venta de los recursos ya no da para tanto, sumado al despilfarro en programas sociales por el incremento de pobres que es el mismo populismo que critica Peña Nieto, fabricar pobres que extiendan la mano para recibir migajas y ejercer control de las masas. Ya han vendido la sustentabilidad del país, desde Ferrocarriles, Telmex, Mineras, Ingenios Azucareros, la Banca Nacional, CFE, Pemex, Luz y Fuerza del Centro, etc. para ponerlo en manos de transaccionales y empresarios voraces. Estas paraestatales generaban bienes y servicios y a la vez empleos.

En realidad hay que estar en el contexto de la reforma educativa para poder ver las cosas desde la realidad de los maestros. Hay que vivir en pobreza extrema para conocer las necesidades de los millones de niños y niñas mexicanos, y ponerse en el lugar de ellos.

El último atentado contra la clase trabajadora, han convertido el sistema de pensiones de los trabajadores del estado en una Afore que pasara a manos de un particular y sus remanentes podrán ser utilizados en otros gastos, qué pasará con el tiempo, fácil, esos 119 millones que hay a la fecha, no aumentarán significativamente para sostener a los pensionados y jubilados y colapsará como paso en España. Bienvenido a la globalización.

En ocasiones no basta tener mucho conocimiento, falta sentido común, ver hacia los lados, el suelo en el que estamos parados y las personas por quienes somos gobernados. Y por otro lado, es necesario el análisis crítico de la realidad. La reforma educativa no sólo tiene repercusiones en los maestros sino en toda la sociedad. Mientras tanto, la reforma para los maestros ya cobró una vida. ¿Hasta cuándo lo vamos a permitir?

Los maestros lo han repetido una y otra vez, no le tenemos miedo a la evaluación, sino a las mentiras y a la corrupción desde las filas del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Maestro en docencia e investigación educativa.
Ernesto Cruz Díaz

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

- Advertisement -
Facebook
Twitter
YouTube
ANUNCIATE EN ESTE ESPACIO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

21,859FansLike
2,830FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
MÁS RECIENTES

Brigadistas de Salud aplican vacuna contra el COVID-19 a policías de la SSyPC

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- En el marco del Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19, brigadistas de la Secretaría de...
ANUNCIATE EN ESTE ESPACIO

OTRAS PUBLICACIONES

- Advertisement -