Si presenta tics pueden deberse a un trastorno neurológico llamado síndrome de tuorette

ANUNCIATE EN ESTE ESPACIO
RELACIONADAS

Caravana de la Salud en Mapastepec

Con el objetivo de garantizar la prestación de servicios médicos y odontológicos de manera equitativa, oportuna y con la...

Priorizan destacar acciones para juventud chiapaneca

El delegado nacional de Morena en Chiapas, Carlos Molina, sostuvo una reunión de trabajo con el director general del...

Vacunación contra COVID-19 en Chiapas instalará módulos en hospitales del IMSS y SSA

Al corte del sábado 26 de septiembre Chiapas lleva un avance del 48.80 %, pues se han vacunado un...

Hasta treinta de cada diez mil personas entre dos y veintiún años de edad, con mayor frecuencia en varones –tres a cuatro veces más que mujeres-, padecen el síndrome de tuorette, trastorno neurológico hereditario, que se caracteriza por movimientos involuntarios repetidos y sonidos vocales incontrolables llamados tics, los que hay que tomar en cuenta y no pensar que son pasajeros o manías adquiridas.

Maria De La Luz Hidalgo Trinidad, coordinadora clínica de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 23 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tuxtla Gutiérrez, dijo que el cincuenta por ciento de los pacientes con este síndrome tiene déficit de atención y en la mayoría de los casos la autoestima es baja y se aíslan por las burlas de la familia o de los compañeros.

Explicó que los tics inician con parpadeos frecuentes y continúan con gesticulaciones, movimientos de cabeza, hombres y manos, y cesan o son poco perceptibles durante el sueño; también pueden presentarse los bocales como toser, garraspear, silbar inhalar y soplar.

Reveló que estos movimientos involuntarios ocurren en más de un año de evolución y pueden acompañarse de ecolalia –repetir continuamente palabras-, o coprolalia –en forma involuntaria mencionar palabras altisonantes-; cuando el afectado vive en un estado de tensión aumentan las manifestaciones.

Precisó que para hacer el diagnóstico, este síndrome tiene que presentarse antes de los veintiún años; si no es a esta edad, ya no es posible que suceda y las personas que lo exteriorizan lo van a tener toda su vida, ya que no es curable, solo controlable –a mayor medida si se detecta tempranamente-, con tratamiento farmacológico y con atención médica multidisciplinaria, que involucra al neuropediatra, psiquiatra, psicólogo, trabajadora social e incluso al profesor de clase.

Aconsejó Hidalgo Trinidad es que si se trata de un menor en edad escolar, se le integre a la escuela convencional, porque su coeficiente intelectual es normal y explicarle a los demás jóvenes la situación por la que atraviesa el paciente.

Concluyó la funcionaria del IMSS declarando que los tics que caracterizan este síndrome pueden desaparecer por un tiempo, pero nunca por más de tres meses, también recomendó a acudir a la UMF de adscripción, para detectar oportunamente esta afección, tratar con medicamentos adecuados y mantener vigilado al paciente; proporcionándole una mejor calidad de vida.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

- Advertisement -
Facebook
Twitter
YouTube
ANUNCIATE EN ESTE ESPACIO

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

21,859FansLike
2,830FollowersFollow
0SubscribersSubscribe
MÁS RECIENTES

Caravana de la Salud en Mapastepec

Con el objetivo de garantizar la prestación de servicios médicos y odontológicos de manera equitativa, oportuna y con la...
ANUNCIATE EN ESTE ESPACIO

OTRAS PUBLICACIONES

- Advertisement -