Se registró fuerte accidente carretero que dejó tres personas lesionadas

0
1775

El exceso de velocidad, el no medir distancia y conducir en aparente estado de ebriedad, pudieron haber sido las causas de que se registrara un accidente automovilístico la noche de este lunes a la altura del kilómetro 77 en la vía de cuota Coita-Arriaga, el mismo que se saldó con tres personas lesionadas y cuantiosos daños materiales.

Pasadas las 22 horas, Riquelme Gutiérrez Santos de 24 años de edad, con domicilio en la capital chiapaneca y vecino de la colonia Jardines del Pedregal, regresaba a ese lugar después de haber estado en la colonia Andrés Quintana Roo perteneciente al municipio de Jiquipilas, a bordo de un Nissan tipo Tsuru color blanco con placas de circulación (DRH4800) cuando al pasar por el kilómetro referido, el chofer de un vw tipo jetta color café de modelo reciente con láminas (DRW9158) no midió su distancia ni su velocidad y se impactó por alcance contra el Nissan.

Mencionar que tras el fuerte encontronazo, el Nissan terminó volcado entre la maleza a orillas de la cinta asfáltica, en tanto, el jetta no volcó pero igual quedó atrapado entre matorrales bastante averiado.

Tras el reporte, socorristas de la vía de peaje y personal del escuadrón de rescate y emergencias de Chiapas destacamentados en el municipio de Jiquipilas al mando de Ulises Marín, llegaron al lugar del percance para brindarle atención pre hospitalaria a Selena Domínguez Gómez de 42 años de edad y a Marco Tulio Cerky de 36, ambos originarios de Tuxtla y vecinos de la colonia Las Rosas, quienes fueron llevados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ocozocoautla, para que recibieran atención médica, toda vez que la mujer presentaba una posible fractura de la extremidad izquierda, lesión cervical y otras lesiones al igual que el masculino con quien viajaba.

En ese sentido, al arribar personal de protección civil de Cintalapa, valoraron en el lugar a Gutiérrez Santos, quien tenía algunas heridas en las piernas y golpes contusos, pero que ameritaban el traslado a algún nosocomio.

Cabe señalar que el afectado aseguró que el chofer del jetta iba borracho y por eso se había provocado el accidente, y que agradecía al cielo estar vivo a pesar de cómo había quedado su unidad móvil.

Minutos después del accidente, arribó la policía federal y tras dialogar con el afectado, ordenaron que personal de grúas realizara las maniobras para sacar de entre los matorrales a las unidades y posteriormente las llevaran al corralón en Tuxtla Gutiérrez donde permanecerían hasta que fueran liberadas por el ministerio público, ya que se supone que serían puestas a disposición de esa representación social para poder deslindar responsabilidades. / MARCOS RAMOS

[print_gllr id=33370]