Carambolazo en la autopista Coita-Arriaga

297

Cuatro personas resultaron golpeadas.
Los lesionados fueron llevados al hospital de Cintalapa.

JIQUIPILAS, CHIAPAS.- Varias personas lesionadas, entre ellas un menor de edad, y cuantiosos daños materiales fue el resultado de un accidente automovilístico registrado en las primeras horas de este viernes a la altura del kilómetro 41, sobre la vía de cuota Coita-Arriaga.

Antes de las seis de la mañana, Manuel Alejandro “N” de 46 años de edad, manejaba un tráiler de doble caja tipo full, con placas del servicio público federal de carga México, marca kenworth de color rojo propiedad de la empresa “Transportes San German” (de Monterrey Nuevo León), circulaba con rumbo a Ciudad Hidalgo procedente de Nuevo Laredo Tamaulipas, cuando al pasar por el kilómetro referido, -según el chofer- por no chocar de frente contra otro tráiler que invadió su carril se cargó a su lado derecho, pero una de las cajas se salió del carril y eso provocó que se volcara.

Mencionar que Freddy Alberto “N” de 50 años de edad, manejaba una camioneta marca Nissan tipo estaquitas de color blanco, con placas chiapanecas y por la velocidad no pudo evitar impactarse por alcance contra la segunda caja del tráiler, la estaquitas circulaba de Tuxtla hacia Tapachula.

En el otro extremo de la carretera, y por no chocar de frente contra un tráiler que invadió carril, una camioneta color gris marca Jeep con placas del estado de Veracruz, se salió sobre su lado derecho y se impactó contra la base de concreto de un puente que se ubica en el punto de donde fue el accidente.

Tras el reporte del accidente, cuerpos de socorro de la vía de peaje, Jiquipilas y Cintalapa se trasladaron al lugar para brindar los primeros auxilios, el copiloto de la Nissan Pedro N” de 56 años de edad, y a los ocupantes de la Jeep, Martín, Ángel Yael y Dani, “N” de 56, 10 y 3 años de edad, respectivamente, originarios de Tonalá y al momento del accidente se dirigían a la capital chiapaneca.

De lo sucedido, la división de caminos de la policía federal ordenó trasladar las unidades al corralón de grúas Armendáriz en Cintalapa donde permanecerán hasta que se deslinden responsabilidades, ya que los choferes de la Nissan y de la Jeep, exigían que les pagaran los daños que sus unidades habían ocasionado, pero el trailero dijo que él no tenía culpa de nada, por lo que será el peritaje la policía el que determine si hay responsable, o si cada dueño pagará su golpe. / MARCOS RAMOS