Exposición pasiva a humo de tabaco riesgo para la salud de la mujer embarazada

0
606

“Durante el embarazo, mientras más lejos del humo del tabaco esté una mujer embarazada, mejor para su salud y la del bebé”, manifestó Gustavo García Utrilla, epidemiólogo adscrito a la Unidad Médica Familiar (UMF) No. 13 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tuxtla Gutiérrez.

En el marco del Día Mundial sin Tabaco, el médico del IMSS informó que la mujer no solo debe evitar consumir tabaco de forma activa esta etapa, sino que debe evitar la exposición pasiva al conocido como “humo de segunda mano”. La salud de la futura madre y del feto pueden verse afectadas de forma indirecta.

Si bien no se conocen los efectos específicos de la exposición pasiva al humo de tabaco en la mujer embarazada, se sabe que el tabaquismo materno durante el embarazo aumenta el riesgo de asma infantil e infecciones del sistema respiratorio, pero los efectos que la exposición pasiva al humo durante el embarazo podía tener en la salud de los niños no estaban claros, sin embargo son un factor de riesgo independiente asociado a que los niños con antecedentes alérgicos paternos tienen más posibilidades de padecer estas mismas reacciones.

En cambio, el epidemiólogo del IMSS alertó que los recién nacidos son muy vulnerables al humo del tabaco, muchos especialistas aseguran que los bebés expuestos al humo aumentan considerablemente el riesgo de sufrir infecciones respiratorias, asociadas con la aparición de asma y otras alteraciones que aparecen en la edad adulta como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva (EPOC).

En este sentido, el médico recomendó a las mujeres que planeen embarazarse dejar de fumar antes de la concepción y a aquellas que ya son gestantes, abandonar cuanto antes este mal hábito, así como evitar todos los lugares donde haya fumadores, pues en los lugares cerrados o concurridos donde las concentraciones de humos son mayores.
“Las mujeres embarazadas deben evitar la exposición activa y pasiva al humo del tabaco en beneficio su salud y la de sus hijos, las actuales regulaciones sanitarias han reducido los espacios de exposición, pero hay que extender esta concientización a entornos como la casa o el automóvil”, declaró García Utrilla.

Finalmente dijo que un bebé desarrollado lejos de los químicos nocivos del tabaco crecerá de manera normal, con más oxígeno, mientras que la madre respirará mejor y será menos propensa a desarrollar patologías cardiacas, cerebro vascular, o algún tipo de cáncer.