Participa titular de Seigen en Jornada de Parlamento Abierto por una Paridad Total sin Violencia Política

• Destacó el ejemplo del gobernador Rutilio Escandón al integrar, desde el inicio de su administración, un gabinete paritario
• La funcionaria estatal propuso algunos ajustes y cambios necesarios en las leyes

111
Participa titular de Seigen en Jornada de Parlamento Abierto por una Paridad Total sin Violencia Política
Participa titular de Seigen en Jornada de Parlamento Abierto por una Paridad Total sin Violencia Política

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- En el marco de la Jornada de Parlamento Abierto por una Paridad Total sin Violencia Política, la secretaria de Igualdad de Género de Chiapas (Seigen), María Mandiola, participó, de manera virtual, en el Panel “Hacia la paridad sustantiva”.

En representación del gobernador Rutilio Escandón Cadenas, el secretario general de Gobierno, Ismael Brito Mazariegos, dio la bienvenida a las participantes al evento convocado por la diputada presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso local, Janette Ovando Reazola.

En su participación, la titular de la Seigen dijo que pensar en la democracia desde la óptica de la igualdad sigue siendo un profundo llamado a la transformación, “una forma de revolucionar conciencias y de incitar a que las viejas estructuras patriarcales terminen de derrumbarse”.

Señaló que con “la voz y la fuerza de todas, concatenando la lucha de múltiples generaciones, hemos presenciado momentos históricos, como la reciente aprobación de la reforma en materia de paridad total, por parte del Congreso de la Unión”.

Apuntó que la historia no se detiene, sigue su curso con las batallas por venir y una de ellas es en el ámbito local para que estos principios se hagan valer. “Chiapas ha vivido en carne propia las dificultades que implica aplicar el principio de paridad en un contexto dominado por prácticas políticas machistas y asimetrías de poder, que nos relegan en la toma de decisiones”.

Por ello, apuntó, actualmente en Chiapas ya no se viven esos procesos de simulación y usurpación en la administración pública, por lo que las reformas en materia de paridad total y violencia política de género, dijo, requieren reglas claras y un andamiaje institucional más sólido.

De esta forma, María Mandiola propuso algunos ajustes y cambios necesarios en las leyes:

1: Instituir un sistema de sanciones para quienes infrinjan o simulen las leyes de paridad y no permitir que este tipo de situaciones queden impunes.

2: Establecer un conjunto de mecanismos para propiciar procesos de diálogo intercultural, anclado en esquemas de democracia directa, que ayuden a detonar ciclos de transformación autogestiva en las comunidades indígenas. Como procesos de consulta, de asambleas y participación comunitaria, sobre todo previo a jornadas electorales, en los que se impulsen los derechos de las mujeres y el aterrizaje del principio de paridad.

3: Caminar de la mano con la sociedad en este proceso; especialmente, con las organizaciones que históricamente han defendido estas causas. Una alternativa, en ese sentido, sería institucionalizar la labor y los procesos de seguimiento del Observatorio de Participación y Empoderamiento Político de las Mujeres.

4: Instaurar herramientas e incentivos para fortalecer las capacidades institucionales de acción y protección de los derechos de las mujeres en espacios de autoridad y liderazgo, tanto en el ámbito público como en el privado, académico y social.

5: Asumir de manera explícita el mandato del artículo 41 constitucional, fracción primera, en el que establece que los partidos políticos tienen la obligación de observar el principio de paridad en la postulación de candidaturas. Es fundamental que se establezcan parámetros y criterios de integración igualitarios para todos los Poderes e Instituciones del Estado.

En ese sentido, la funcionaria estatal destacó el ejemplo que, desde un inicio, impulsó el gobernador Rutilio Escandón, al integrar el primer gabinete paritario en la historia de Chiapas; no obstante, dijo, “esto no puede ser un tema tan solo sexenal, sino que debe quedar puntualmente marcado en la Constitución, que permita fortalecer la perspectiva intercultural, tanto en las zonas urbanas como las rurales e indígenas”.

María Mandiola enfatizó que no se bajará la guardia hasta lograr que en Chiapas se consolide una paridad libre de simulaciones, en la que se escuche la voz de todas y en la que todas tengamos cabida. “No más violencia política contra las mujeres en razón de género”, concluyó.

La titular de la Seigen destacó la carrera y el trabajo de las panelistas Martha Lucía Micher Camarena, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género del Senado; Kenia López Rabadán, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado; María del Carmen Alanís Figueroa, integrante de la red de Mujeres en Plural; María Eugenia Pérez Fernández, integrante del Colectivo 50 + 1; y Araceli Burguete Cal y Mayor, directora regional del CIESAS e integrante de REPARE, quienes desde sus trincheras han impulsado la causa de la igualdad, “una aspiración y principio central de la vida democrática”.